Show must go on

Fotografía del estudio "El marco rojo"
*Fotografía del estudio “El marco rojo”

Llega un momento en la vida de uno, que toda la gente que le rodea (amigos, primos, hermanos, colegas y excolegas de trabajo, vecinos y demás fauna) se casa y tiene hijos. Pero quedémonos con lo primero: se casan. Y es que siempre habrá bodas, haya crisis o no la haya: fastuosas, sencillas, raquíticas y barrocas. Un día, en el fondo, para celebrar y recordar. Como se dice en la obra de teatro “Campanadas de Boda”, que representa en Barcelona La Cubana, una boda es como un espectáculo de teatro, y ya se sabe que el show siempre debe continuar.

Puede que eso fuese lo que pensaron la gente de “El marco rojo”, uno de los estudios de fotografía de bodas más destacados a nivel internacional. Como publicó hace unos meses “El País” son según “la Wedding Photojournalist Association, una de las principales organizaciones internacionales del sector, la séptima mejor empresa del mundo en lo que a retratar eventos nupciales se refiere”.

Fotografía del estudio "El marco rojo"

Fotografía del estudio "El marco rojo"

Llevaba tiempo posponiendo la lectura de dicho artículo y la búsqueda de información sobre esta empresa, que me recomendaron dos colegas de profesión y blogueros Zulma Sierra y Carlos López-Aguirre, mientras conversábamos sobre el futuro del periodismo. Lo que me intereso de “El marco rojo” es que sus fundadores son periodistas, dos de ellos fotoperiodistas, que vivieron hace seis años una situación ya cotidiana en la profesión. Un expediente de regulación de empleo de Antena 3 TV los dejó fuera de circulación, pero “gracias” a ello decidieron fundar este estudio fotográfico, cubriendo hoy día bodas incluso al otro lado del Atlántico: Estados Unidos y Venezuela.

Bien, se reinventaron, que no es poco, pero lo que más destaca del trabajo e iniciativa de “El marco rojo” es que no pierden sus tics de profesión y vocación, ya que las instantáneas de cada boda son auténticos reportajes fotoperiodísticos. Captan, como les agradecería Cartier-Bresson, el momento preciso, el instante que destila información, que tiene algo que decir, que contiene el mensaje. Les invito a dar un paseo por las galerías que pueden encontrar en su web, donde mueren los prejuicios melindrosos de este tipo de eventos y nace la curiosidad al observar auténticos retratos costumbristas. A través de las imágenes, ejecutadas con un excelente dominio del lenguaje fotográfico clásico, conoces a los personajes, su estilo de vida, su carácter y su historia, y todo ello sin mediar palabra.

A parte de la fotografía de bodas “El marco rojo” también impone su visión periodística en vídeos de bodas y reportajes fotográficos familiares y de eventos de diversa índole. Sin embargo, me quedo con su trabajo principal.

Y para muestra un botón. Dos vídeos que recopilan algunas de sus mejores imágenes.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

About saracelaya

Periodista, ENG y en los últimos años Administradora de contenidos web. Post-its en comunicación, digital, tecnología, cultura, creatividad, craft, vídeos, foto & bloopers.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: